lunes, 16 de marzo de 2009

Dime dónde llevo el acento y te diré...

“Papa” no es lo mismo que “papá”: unas las comés fritas y el otro te lleva a pasear; decir “Marisa canta” es diferente de decir “Marisa, cantá”: en un caso Marisa ya está cantando y en otro le estás ordenando que lo haga.
Hay que tener cuidado: estas grandes diferencias están dadas por un simple elemento: el acento o tilde. ¿Dónde ubicar el acento para que no cambie el significado de lo que escribimos?
 
Copyright 2010 Chicos de 5° trabajando. Powered by Blogger
Blogger Templates created by DeluxeTemplates.net
Wordpress by Wpthemescreator
Blogger Showcase